Inmersion Profetas NTV - Page 107



94
INMERSIÓN

P R O F E TA S
22:24–23:9
lo pondré firmemente en su lugar como un clavo en la pared. Le darán
grandes responsabilidades, y él les traerá honor incluso a los miembros
más humildes de su familia».
Pero el Señor de los Ejércitos Celestiales también dice: «Llegará el
día en que yo sacaré el clavo que parecía tan firme; saldrá y caerá al suelo
y todo lo que sostiene se caerá junto con él. ¡Yo, el Señor, he hablado!».
Este es el mensaje que recibí acerca de Tiro:
¡Giman ustedes, barcos mercantes de Tarsis,
porque quedaron destruidos el puerto y las casas de Tiro!
Los rumores que oyeron en Chipre
son ciertos.
Laméntense en silencio, gente de la costa,
y ustedes, mercaderes de Sidón.
Sus comerciantes cruzaban el mar,
navegando sobre aguas profundas;
les traían granos desde Egipto
y cosechas de todo el Nilo.
Ustedes eran el mercado del mundo.
Pero ahora tú pasas vergüenza, ciudad de Sidón,
porque Tiro, la fortaleza del mar, dice:
«Ahora estoy sin hijos;
no tengo hijos ni hijas».
Cuando en Egipto oigan la noticia acerca de Tiro,
habrá gran dolor.
¡Avisen ahora a Tarsis!
¡Giman, ustedes que viven en tierras lejanas!
Con la larga historia que tenían ustedes,
¿son estas silenciosas ruinas lo único que queda de su ciudad, antes
tan llena de alegría?
Piensen en toda la gente que enviaron para establecerse en lugares
distantes.
¿Quién hizo caer este desastre sobre Tiro,
la gran fundadora de reinos?
Sus comerciantes eran todos príncipes;
sus mercaderes, nobles.
El Señor de los Ejércitos Celestiales lo hizo
para destruir tu orgullo
y dejar por el suelo a toda la nobleza de la tierra.





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen