Inmersion Profetas NTV - Page 125



112
INMERSIÓN

P R O F E TA S
32:8–33:1
Pero los generosos proponen hacer lo que es generoso
y se mantienen firmes en su generosidad.
Escuchen, mujeres, ustedes que están acostumbradas a la buena vida.
Escúchenme, ustedes que son tan engreídas.
Dentro de poco tiempo, algo más de un año,
ustedes que son tan despreocupadas, de repente comenzarán a
preocuparse.
Pues se perderán sus cultivos de frutas,
y no habrá cosecha.
Tiemblen, mujeres de la buena vida;
abandonen su autosuficiencia.
Quítense sus ropas bonitas
y pónganse tela áspera en señal de su dolor.
Golpéense el pecho con profunda pena por sus abundantes granjas
y por sus vides llenas de fruto.
Pues su tierra se cubrirá de espinos y zarzas;
sus hogares alegres y ciudades felices desaparecerán.
El palacio y la ciudad quedarán abandonados,
y pueblos de mucha actividad estarán vacíos.
Los burros retozarán y las manadas pastarán
en los fuertes abandonados y en las torres de vigilancia,
hasta que al fin se derrame el Espíritu
sobre nosotros desde el cielo.
Entonces el desierto se convertirá en campo fértil,
y el campo fértil dará cosechas abundantes.
La justicia gobernará en el desierto
y la rectitud en el campo fértil.
Y esta rectitud traerá la paz;
es cierto, traerá tranquilidad y confianza para siempre.
Mi pueblo vivirá seguro, tranquilo en su hogar,
y encontrará reposo.
Aunque se destruya el bosque
y se derrumbe la ciudad,
el Señor bendecirá grandemente a su pueblo.
Dondequiera que siembre la semilla, brotarán cosechas abundantes
y su ganado y sus burros pastarán con libertad.
¡Qué aflicción les espera a ustedes, asirios, que han destruido a otros,
pero nunca han sido destruidos!
Traicionan a los demás,
pero nunca han sido traicionados.





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen