Inmersion Profetas NTV - Page 155



142
INMERSIÓN

P R O F E TA S
47:3-13
Quedarás desnuda y llena de vergüenza.
Me vengaré de ti sin piedad».
Nuestro Redentor, cuyo nombre es el Señor de los Ejércitos
Celestiales,
es el Santo de Israel.
«Oh Babilonia hermosa, siéntate ahora en oscuridad y en silencio.
Nunca más serás conocida como la reina de los reinos.
Pues yo estaba enojado con mi pueblo escogido
y lo castigué al dejar que cayera en tus manos.
Sin embargo, tú, Babilonia, no les tuviste compasión.
Hasta oprimiste a los ancianos.
Dijiste: “¡Reinaré para siempre, como reina del mundo!”.
No reflexionaste sobre lo que hacías,
ni pensaste en las consecuencias.
»Escucha esto, nación amante de los placeres,
que vives cómodamente y te sientes segura.
Tú dices: “Yo soy la única, y no hay otra.
Nunca seré viuda ni perderé a mis hijos”.
Pues ambas cosas caerán sobre ti en un instante:
la viudez y la pérdida de tus hijos.
Así es, esas calamidades caerán sobre ti,
a pesar de tu brujería y de tu magia.
»Te sentías segura en tu maldad.
“Nadie me ve”, dijiste.
Pero tu “sabiduría” y tu “conocimiento” te han descarriado,
y dijiste: “Yo soy la única, y no hay otra”.
Por eso te alcanzará el desastre,
y serás incapaz de alejarlo por medio de encantos.
La calamidad caerá sobre ti,
y no podrás comprar tu libertad.
Una catástrofe te sorprenderá,
una para la cual no estás preparada.
»¡Usa ahora tus encantamientos!
Usa los conjuros que estuviste perfeccionando todos
estos años.
Tal vez te hagan algún bien;
tal vez puedan hacer que alguien te tenga miedo.
Tanto consejo recibido te ha cansado.
¿Dónde están tus astrólogos,





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen