Inmersion Profetas NTV - Page 177



164
INMERSIÓN

P R O F E TA S
59:15–60:5
Sí, la verdad ha desaparecido
y se ataca a todo el que abandona la maldad.
El Señor miró y le desagradó
descubrir que no había justicia.
Estaba asombrado al ver que nadie intervenía
para ayudar a los oprimidos.
Así que se interpuso él mismo para salvarlos con su brazo fuerte,
sostenido por su propia justicia.
Se puso la justicia como coraza
y se colocó en la cabeza el casco de salvación.
Se vistió con una túnica de venganza
y se envolvió en un manto de pasión divina.
Él pagará a sus enemigos por sus malas obras,
y su furia caerá sobre sus adversarios;
les dará su merecido hasta los confines de la tierra.
En el occidente, la gente respetará el nombre del Señor;
en el oriente, lo glorificará.
Pues él vendrá como una tempestuosa marea,
impulsado por el aliento del Señor.
«El Redentor vendrá a Jerusalén
para rescatar en Israel
a los que se hayan apartado de sus pecados»,
dice el Señor.
«Y este es mi pacto con ellos —‍dice el Señor‍—. Mi Espíritu no los
dejará, ni tampoco estas palabras que les he dado. Estarán en sus labios y
en los labios de sus hijos, y de los hijos de sus hijos, para siempre. ¡Yo, el
Señor, he hablado!
»¡Levántate, Jerusalén! Que brille tu luz para que todos la vean.
Pues la gloria del Señor se levanta para resplandecer sobre ti.
Una oscuridad negra como la noche cubre a todas las naciones de la
tierra,
pero la gloria del Señor se levanta y aparece sobre ti.
Todas las naciones vendrán a tu luz;
reyes poderosos vendrán para ver tu resplandor.
»¡Levanta los ojos, porque todo el mundo vuelve a casa!
Tus hijos llegan desde tierras lejanas;
tus hijas pequeñas serán traídas en brazos.
Resplandecerán tus ojos,
y tu corazón se estremecerá de alegría





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen