Inmersion Profetas NTV - Page 192



INMERSOS EN SOFONÍAS
para el pueblo de Judá se pronunciaron
casi tres cuartos de siglo después de los días de Miqueas e Isaías. Entre
esos años, lo sucesores de Ezequías —Manasés y Amón— habían intentado apaciguar a sus gobernantes asirios al servir a dioses asirios y al
sofocar a los verdaderos sacerdotes y profetas del Señor. Pero el poder
de Asiria finalmente declinó, y su dominio sobre las naciones súbditas
se debilitó. Esto permitió que las naciones como Judá recuperaran
parte de su independencia, lo que dejó que los verdaderos profetas
volvieran a hablar libremente en nombre del Señor.
Uno de esos profetas, Sofonías, advirtió al autocomplaciente pueblo
de Judá, quienes pensaban que «el Señor no les hará nada; ni bueno
ni malo», que necesitaban volver a Dios con urgencia. Les quedaba
poco tiempo, ya que el temible «día del Señor», el tiempo en que el
Señor vendría y castigaría a los infieles, se aproximaba rápidamente.
Amós, Isaías y los profetas posteriores también hablan del «día del
Señor» como un día de juicio. Porque Dios es un Dios de justicia y paz,
en algún momento debería intervenir para juzgar y poner las cosas en
orden. La prosperidad de la creación requiere la destrucción del mal. El
Nuevo Testamento aclara más «el día del Señor», ya que allí encontramos que también implica la irrupción de Dios en la creación actual para
inaugurar su nueva creación. Pero aquí, en el corto libro de Sofonías,
vemos «el día del Señor» descrito como una advertencia del inminente
desastre, al igual que como una visión de restauración futura.
Para ese momento, el rey Josías, que había comenzado a reinar de
niño, tenía la edad suficiente para afirmarse. Llevó adelante extensas
reformas religiosas, que incluyeron eradicar la adoración de dioses paganos, restaurar el templo de Jerusalén y guiar al pueblo a la restauración del pacto con el Señor. Sabemos, gracias al registro de su vida
en Samuel–Reyes y Crónicas, que se sintió impulsado a hacer todo eso
principalmente por el redescubrimiento del libro de la ley en el templo.
No hay duda de que Josías también fue influenciado por las advertencias de Sofonías, especialmente porque el profeta era un descendiente directo de Ezequías y probablemente también un miembro de
la corte real. «Actúen ahora, antes de que caiga la intensa furia del
Señor —instaba Sofonías—. Procuren hacer lo que es correcto y vivir
LOS ORÁCULOS DE SOFONÍAS
179





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen