Inmersion Profetas NTV - Page 201



188
INMERSIÓN

P R O F E TA S
las fuerzas que estaban sitiando la ciudad. Utiliza la figura de las aguas
desbordadas que retroceden para representar el ejército asirio y la
población que huyen de la violencia venidera. En uno de los versos
finales, donde dice que la ciudad «es saqueada; queda vacía y en ruinas», Nahúm lo comunica con tres palabras hebreas. Comienza con una
palabra hebrea corta, agrega una letra para formar la palabra siguiente
y una letra más para formar la tercera. De esa manera, utiliza el sonido
que se va extendiendo en cada palabra sucesiva para representar la
destrucción ampliada.
El cuarto oráculo detalla los crímenes por los que Asiria ha sido juzgada y castigada. Como una «guarida repleta de cachorros de león»,
ha sido cruelmente violenta. Y como una prostituta o «amante con
encantos mortales», «sedujo a las naciones» al forzar a los pueblos
sometidos a adorar a sus falsos dioses.
El último oráculo del libro, que probablemente viene de un momento
ligeramente anterior a la caída de Nínive, advierte a los asirios que no
sean autocomplacientes y que dejen de pensar que su capital jamás
puede ser conquistada. Les recuerda que, cincuenta años antes, su propio emperador fue hasta Egipto y conquistó la ciudad supuestamente
impugnable de Tebas que «estaba protegida a su alrededor por el río,
con el agua por muralla».
Este último oráculo es un final adecuado para el libro. Sirve de advertencia para cualquier otra nación, incluyendo a Judá, que pueda
pensar que jamás sería conquistada. La advertencia implícita es que
solo la fidelidad al Dios de justicia y misericordia mantendrá segura
una nación. La supuesta fuerza de ningún imperio se sostiene a la hora
del juicio de Dios.





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen