Inmersion Profetas NTV - Page 218



JEREMÍAS
Estas son las palabras de Jeremías, hijo de Hilcías, uno de los sacerdotes
de Anatot, ciudad de la tierra de Benjamín. El Señor le dio mensajes a
Jeremías por primera vez durante el año trece del reinado de Josías, hijo
de Amón, rey de Judá. Los mensajes del Señor continuaron durante el
reinado de Joacim, hijo de Josías, hasta el año once del reinado de Sedequías, otro de los hijos de Josías. En agosto de ese año once, la gente de
Jerusalén fue llevada cautiva.
El Señor me dio el siguiente mensaje:
—‍Te conocía aun antes de haberte formado en el vientre de tu madre;
antes de que nacieras, te aparté
y te nombré mi profeta a las naciones.
—‍Oh Señor Soberano —‍respondí‍—. ¡No puedo hablar por ti! ¡Soy
demasiado joven!
—‍No digas: “Soy demasiado joven” —‍me contestó el Señor‍—, porque
debes ir dondequiera que te mande y decir todo lo que te diga. No le tengas
miedo a la gente, porque estaré contigo y te protegeré. ¡Yo, el Señor, he
hablado!
Luego el Señor extendió su mano, tocó mi boca y dijo:
«¡Mira, he puesto mis palabras en tu boca!
Hoy te doy autoridad
para que hagas frente a naciones y reinos.
A algunos deberás desarraigar, derribar,
destruir y derrocar;
a otros deberás edificar
y plantar».
Después el Señor me dijo:
—‍¡Observa, Jeremías! ¿Qué es lo que ves?
205





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen