Inmersion Profetas NTV - Page 223



210
INMERSIÓN

P R O F E TA S
2:32–3:3
Entonces díganme por qué mi pueblo declara: “¡Por fin nos hemos
librado de Dios!
¡No lo necesitamos más!”.
¿Se olvida una joven de sus joyas,
o una recién casada de su vestido de bodas?
Sin embargo, año tras año,
mi pueblo se ha olvidado de mí.
»¡Cómo maquinas y tramas para ganarte a tus amantes!
¡Hasta una prostituta veterana podría aprender de ti!
Tus vestidos están manchados con la sangre de los inocentes y de los
pobres,
¡aunque no los sorprendiste robando tu casa!
Aun así dices:
“No he hecho nada malo.
¡Seguro que Dios no está enojado conmigo!”;
pero ahora te castigaré severamente
porque afirmas no haber pecado.
Primero acá, después allá,
saltas de un aliado a otro pidiendo ayuda.
Pero tus nuevos amigos de Egipto te fallarán,
tal como Asiria lo hizo antes.
Desesperado, serás llevado al destierro
con las manos en la cabeza,
porque el Señor ha rechazado a las naciones en las cuales confías.
Ellas no te ayudarán en absoluto.
»Si un hombre se divorcia de su esposa,
y ella se casa con otro,
él nunca la recibirá de nuevo,
porque eso sin duda corrompería la tierra.
Pero tú te has prostituido con muchos amantes,
entonces, ¿por qué tratas de volver a mí?
—‍dice el Señor‍—.
Fíjate en los santuarios que hay en cada cumbre.
¿Hay algún lugar que no haya sido profanado
por tu adulterio con otros dioses?
Te sientas junto al camino como una prostituta en espera de un
cliente.
Te sientas sola, como un nómada en el desierto.
Contaminaste la tierra con tu prostitución
y tu perversidad.
Por eso incluso han faltado las lluvias de primavera.





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen