Inmersion Profetas NTV - Page 229



216
INMERSIÓN

P R O F E TA S
Los aliados que fueron tus amantes
te desprecian y buscan tu muerte.
Oigo gritos, como los de una mujer que está de parto,
los gemidos de una mujer dando a luz a su primer hijo.
Es la bella Jerusalén,
que respira con dificultad y grita:
«¡Socorro! ¡Me están matando!».
«Corran por todas las calles de Jerusalén —‍dice el Señor‍—.
Busquen arriba y abajo; ¡busquen por toda la ciudad!
Si encuentran aunque sea a una sola persona justa y honrada,
no destruiré la ciudad.
Pero aun cuando están bajo juramento
diciendo: “Tan cierto como que el Señor vive”,
¡todos siguen mintiendo!».
Señor, tú estás buscando la honradez.
Golpeaste a tu pueblo,
pero no prestó atención.
Los has aplastado,
pero se negaron a ser corregidos.
Son tercos, de caras duras como piedra;
rehusaron arrepentirse.
Entonces dije: «¿Pero qué podemos esperar de los pobres?
Son unos ignorantes.
No conocen los caminos del Señor
ni entienden las leyes divinas.
Así que iré y hablaré a sus líderes.
Sin duda ellos conocen los caminos del Señor
y entienden las leyes de Dios».
Pero los líderes también, como un solo hombre,
se habían librado del yugo de Dios
y roto las cadenas.
Entonces ahora un león de la selva los atacará;
un lobo del desierto se les echará encima.
Un leopardo acechará cerca de sus ciudades,
y hará trizas a quien se atreva a salir.
Pues grande es la rebelión de ellos,
y muchos son sus pecados.
«¿Cómo puedo perdonarte?
Pues aun tus hijos se han alejado de mí.
4:31–5:7





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen