Inmersion Profetas NTV - Page 241



228
INMERSIÓN

P R O F E TA S
9:22–10:6
Esto dice el Señor:
«Se esparcirán cadáveres a través de los campos como montones de
estiércol,
como manojos de grano después de la cosecha.
No quedará nadie para enterrarlos».
Esto dice el Señor:
«No dejen que el sabio se jacte de su sabiduría,
o el poderoso, de su poder,
o el rico, de sus riquezas.
Pero los que desean jactarse,
que lo hagan solamente en esto:
en conocerme verdaderamente y entender que yo soy el Señor
quien demuestra amor inagotable
y trae justicia y rectitud a la tierra,
y que me deleito en estas cosas.
¡Yo, el Señor, he hablado!
»Se acerca la hora —‍dice el Señor‍—, cuando castigaré a todos los que
están circuncidados en el cuerpo pero no en espíritu: a los egipcios, a los
edomitas, a los amonitas, a los moabitas, a la gente que vive en el desierto
en lugares remotos, y sí, aun a la gente de Judá. Igual que todas estas naciones paganas, el pueblo de Israel también tiene el corazón incircunciso».
¡Escucha la palabra que el Señor te dice, oh Israel! Esto dice el Señor:
«No te comportes como las otras naciones
que tratan de leer el futuro en las estrellas.
No tengas temor de sus predicciones,
aun cuando otras naciones se aterren por ellas.
Sus costumbres son vanas y necias.
Cortan un árbol y el artesano talla un ídolo.
Lo decoran con oro y plata
y luego lo aseguran con martillo y clavos
para que no se caiga.
¡Sus dioses son como
inútiles espantapájaros en un campo de pepinos!
No pueden hablar
y necesitan que los lleven en los brazos porque no pueden caminar.
No tengan temor de semejantes dioses,
porque no pueden hacerles ningún daño, tampoco ningún bien».
¡Señor, no hay nadie como tú!
Pues eres grande y tu nombre está lleno de poder.





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen