Inmersion Profetas NTV - Page 248



13:18-27
J erem í as
235
Mis ojos no podrán contener las lágrimas
porque el rebaño del Señor será llevado al destierro.
Diles al rey y a su madre:
«Desciendan de sus tronos
y siéntense en el polvo,
porque sus coronas gloriosas
pronto serán arrebatadas de su cabeza».
Las ciudades del Neguev cerrarán sus puertas
y nadie será capaz de abrirlas.
La gente de Judá será llevada cautiva;
todos serán llevados al destierro.
¡Abran sus ojos y vean los ejércitos
que bajan marchando desde el norte!
¿Dónde está tu rebaño
—‍tu hermoso rebaño‍—
que él te encargó cuidar?
¿Qué dirás cuando el Señor tome a los aliados con los que cultivaste
una relación
y los designe como tus gobernantes?
¡Se apoderarán de ti punzadas de angustia
como una mujer en dolores de parto!
Quizá te preguntes:
«¿Por qué me sucede todo esto?».
¡Se debe a tus muchos pecados!
Por eso los ejércitos invasores
te desnudaron y te violaron.
¿Acaso puede un etíope cambiar el color de su piel?
¿Puede un leopardo quitarse sus manchas?
Tampoco ustedes pueden comenzar a hacer el bien
porque siempre han hecho lo malo.
«Los dispersaré como la paja
que es arrastrada por el viento del desierto.
Esta es tu asignación,
la porción que te he dado
—‍dice el Señor‍—,
porque ustedes me han olvidado
y han puesto su confianza en dioses falsos.
Yo mismo te desnudaré
y te expondré a la vergüenza.
He visto tu adulterio y tu pasión sexual,
y tu asquerosa adoración de ídolos en los campos y sobre las colinas.





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen