Inmersion Profetas NTV - Page 259



246
INMERSIÓN

P R O F E TA S
19:1-15
No perdones sus crímenes ni borres sus pecados;
que caigan muertos ante ti.
En tu enojo encárgate de ellos.
Esto me dijo el Señor: «Ve y compra una vasija de barro. Después pide a
algunos de los líderes de tu pueblo y a los sacerdotes que te sigan. Vete por
la puerta de las Ollas Rotas al basurero en el valle de Ben-hinom, y dales
este mensaje. Diles: “¡Reyes de Judá y ciudadanos de Jerusalén, escuchen
este mensaje del Señor! Esto dice el Señor de los Ejércitos Celestiales,
Dios de Israel: ‘¡Traeré un terrible desastre a este lugar, y a los que se enteren les zumbarán los oídos!
»”’Pues Israel me ha abandonado y convirtió este valle en un lugar de
maldad. La gente quema incienso a dioses ajenos, ídolos nunca antes conocidos por esta generación ni por sus antepasados ni por los reyes de
Judá. Y han llenado este lugar de sangre de niños inocentes. Han construido altares paganos a Baal y allí queman a sus hijos en sacrificio a Baal.
Jamás ordené un acto tan horrendo; ¡ni siquiera me pasó por la mente ordenar semejante cosa! Así que, ¡atención! Se acerca la hora, dice el Señor,
cuando ese basurero ya no será llamado más Tofet ni valle de Ben-hinom,
sino valle de la Matanza.
»”’Trastornaré los planes cuidadosos de Judá y Jerusalén. Dejaré que los
ejércitos invasores masacren a la gente y dejaré los cadáveres como comida
para los buitres y los animales salvajes. Reduciré a ruinas a Jerusalén, y así
la haré un monumento a su necedad. Todos los que pasen por allí quedarán horrorizados y darán un grito ahogado a causa de la destrucción que
verán. Me ocuparé de que sus enemigos sitien la ciudad hasta que no haya
más comida. Entonces los que queden atrapados adentro se comerán a sus
hijos, a sus hijas y a sus amigos. Caerán en una profunda desesperación’”.
»Jeremías, rompe en pedazos a la vista de estos hombres la vasija que
trajiste. Luego diles: “Esto dice el Señor de los Ejércitos Celestiales: ‘Así
como esta vasija está hecha pedazos, así haré pedazos a la gente de Judá
y de Jerusalén, de tal manera que no habrá esperanza de reparación. Enterrarán a sus muertos aquí en Tofet, el basurero, hasta que ya no haya más
lugar. Esto le haré a este lugar y a su gente, dice el Señor. Haré que esta
ciudad sea profanada como Tofet. Efectivamente, todas las casas de Jerusalén —‍incluso el palacio de los reyes de Judá— quedarán como Tofet,
es decir, todas las casas donde quemaron incienso en las azoteas en honor
a los astros como si fueran dioses o donde derramaron ofrendas líquidas
a sus ídolos’”».
Después de transmitir el mensaje, Jeremías regresó de Tofet, el basurero,
y se detuvo frente al templo del Señor. Allí le dijo a la gente: «Esto dice el
Señor de los Ejércitos Celestiales, Dios de Israel: “Traeré desastre sobre





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen