Inmersion Profetas NTV - Page 303



290
INMERSIÓN

P R O F E TA S
46:6-16
El corredor más veloz no puede huir;
los guerreros más poderosos no pueden escapar.
En el norte, junto al río Éufrates,
tropiezan y caen.
»¿Quién es este que se levanta como el Nilo en tiempos de crecida
e inunda toda la tierra?
Es el ejército egipcio
que inunda toda la tierra,
y se jacta de que cubrirá toda la tierra como un diluvio,
destruyendo ciudades y sus habitantes.
¡A la carga, caballos y carros de guerra;
ataquen, poderosos guerreros de Egipto!
¡Vengan, todos ustedes aliados de Etiopía, Libia y Lidia
que son hábiles con el escudo y el arco!
Pues este es el día del Señor, el Señor de los Ejércitos Celestiales,
día para vengarse de sus enemigos.
La espada devorará hasta quedar satisfecha,
¡sí, hasta que se emborrache de la sangre de ustedes!
El Señor, el Señor de los Ejércitos Celestiales, recibirá hoy un
sacrificio
en la tierra del norte, junto al río Éufrates.
»Sube a Galaad en busca de medicina,
¡oh hija virgen de Egipto!
Pero tus muchos tratamientos
no te devolverán la salud.
Las naciones han oído de tu vergüenza.
La tierra está llena de tus gritos de desesperación.
Tus guerreros más poderosos chocarán unos contra otros
y caerán juntos».
Entonces el profeta Jeremías recibió del Señor el siguiente mensaje acerca
de los planes de Nabucodonosor para atacar Egipto.
«¡Grítenlo en Egipto!
¡Publíquenlo en las ciudades de Migdol, Menfis y Tafnes!
Movilícense para la batalla,
porque la espada devorará a todos los que están a su alrededor.
¿Por qué han caído sus guerreros?
No pueden mantenerse de pie porque el Señor los derribó.
Tropiezan y caen unos sobre otros
y se dicen entre sí:





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen