Inmersion Profetas NTV - Page 307



294
INMERSIÓN

P R O F E TA S
48:12-24
Es como el vino que se ha dejado reposar.
No ha sido vertida de botella en botella,
por eso es fragante y suave.
Pero pronto se acerca el día —‍dice el Señor‍—,
cuando enviaré hombres que la viertan de su vasija.
¡Verterán a Moab
y luego destrozarán la vasija!
Por fin Moab se avergonzará de su ídolo Quemos,
como el pueblo de Israel se avergonzó de su becerro de oro en Betel.
»Ustedes solían jactarse: “Nosotros somos héroes,
hombres valientes de guerra”.
Sin embargo, ahora Moab será destruida junto con sus ciudades.
Sus jóvenes más prometedores son condenados a la masacre
—‍dice el Rey, cuyo nombre es el Señor de los Ejércitos
Celestiales‍—.
Pronto se acerca la destrucción de Moab;
se avecina una calamidad amenazante.
¡Amigos de Moab,
lloren y lamenten por esta nación!
¡Miren cómo se ha quebrado el cetro fuerte,
cómo se ha hecho pedazos el hermoso bastón!
»Bájense de su gloria
y siéntense en el polvo, gente de Dibón,
porque los que destruyan a Moab también harán pedazos a Dibón.
Ellos derribarán todas sus torres.
Habitantes de Aroer,
párense junto al camino y observen.
Griten a los que huyen de Moab:
“¿Qué sucedió allí?”.
»Y la contestación que reciben es:
“¡Moab queda en ruinas, deshonrada;
lloren y giman!
Anúncienlo en las orillas del río Arnón:
¡Moab ha sido destruida!”.
Se derramó el juicio sobre las ciudades de la meseta,
sobre Holón, Jahaza y Mefaat,
sobre Dibón, Nebo y Bet-diblataim,
sobre Quiriataim, Bet-gamul y Bet-meón,
sobre Queriot y Bosra,
todas las ciudades de Moab, lejanas y cercanas.





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen