Inmersion Profetas NTV - Page 308



48:25-37
J erem í as
295
»El poder de Moab ha llegado a su fin.
Su brazo ha sido quebrado —‍dice el Señor‍—.
Dejen que se tambalee y caiga como un borracho,
porque se ha rebelado contra el Señor.
Moab se revolcará en su propio vómito
y será ridiculizada por todos.
¿No ridiculizaste tú a los israelitas?
¿Fueron ellos acaso sorprendidos en compañía de ladrones
para que tú los desprecies como lo haces?
»Ustedes, habitantes de Moab,
huyan de sus ciudades y vivan en cuevas.
Escóndanse como palomas que anidan
en las hendiduras de las rocas.
Todos hemos oído de la soberbia de Moab,
porque su orgullo es muy grande.
Sabemos de su orgullo altanero,
de su arrogancia y de su corazón altivo.
Yo conozco su insolencia
—‍dice el Señor‍—,
pero sus alardes están vacíos,
tan vacíos como sus hechos.
Así que ahora gimo por Moab;
de veras, me lamentaré por Moab.
Mi corazón está quebrantado por los hombres de Kir-hareset.
»Pueblo de Sibma, rico en viñedos,
lloraré por ti aún más de lo que lloré por Jazer.
Tus extensas vides en otro tiempo llegaban hasta el mar Muerto,
¡pero el destructor te ha dejado desnudo
y cosechó tus uvas y frutos de verano!
El gozo y la alegría desaparecieron de la fructífera Moab;
los lagares no producen vino.
Nadie pisa las uvas dando gritos de alegría.
Hay gritos, sí, pero no de alegría.
»En cambio, se pueden oír terribles gritos de terror desde Hesbón hasta
Eleale y Jahaza; desde Zoar hasta Horonaim y Eglat-selisiya. Incluso las
aguas de Nimrim ya están secas.
»Acabaré con Moab —‍dice el Señor‍—, porque la gente ofrece sacrificios en los altares paganos y quema incienso a sus dioses falsos. Mi corazón
gime como una flauta por Moab y Kir-hareset porque ha desaparecido
toda su riqueza. La gente se rapa la cabeza y se afeita la barba en señal de





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen