Inmersion Profetas NTV - Page 324



51:53-64
J erem í as
311
Aunque Babilonia llegue tan alto como los cielos
y haga sus fortificaciones increíblemente resistentes,
aun así yo enviaré enemigos para que la saqueen.
¡Yo, el Señor, he hablado!
»¡Escuchen! Oigan el llanto de Babilonia,
el sonido de la gran destrucción que surge de la tierra de los
babilonios.
Pues el Señor destruye a Babilonia;
silenciará su vozarrón.
Oleadas de enemigos golpean contra ella;
resuenan en la ciudad los ruidos de batalla.
Vienen contra Babilonia ejércitos destructores.
Apresan a sus hombres valientes
y sus armas se quiebran en sus manos.
Pues el Señor es Dios que da justo castigo;
él siempre le da a cada cual su merecido.
Haré que sus autoridades y hombres sabios se emborrachen,
junto con sus capitanes, oficiales y guerreros.
¡Caerán dormidos
y nunca más se despertarán!»,
dice el Rey, cuyo nombre es
el Señor de los Ejércitos Celestiales.
Esto dice el Señor de los Ejércitos Celestiales:
«Las gruesas murallas de Babilonia serán arrasadas
y sus inmensas puertas serán quemadas.
¡Los constructores de muchos países han trabajado en vano
porque su obra será destruida por fuego!».
El profeta Jeremías le dio el siguiente mensaje a Seraías, hijo de Nerías y
nieto de Maaseías, un oficial del Estado Mayor, cuando Seraías fue a Babilonia junto con el rey Sedequías de Judá. Esto sucedió durante el cuarto
año del reinado de Sedequías. Jeremías registró en un rollo todos los terribles desastres que pronto vendrían sobre Babilonia: todas las palabras
escritas aquí. Le dijo a Seraías: «Cuando llegues a Babilonia, lee en voz
alta todo lo que está en este rollo. Luego di: “Señor, tú has dicho que destruirás a Babilonia de manera que no quedarán personas ni animales. Ella
permanecerá vacía y abandonada para siempre”. Cuando hayas terminado
de leer el rollo, átalo a una piedra y arrójalo al río Éufrates. Luego di: “De la
misma manera Babilonia y su pueblo se hundirán para no levantarse jamás
a causa de los desastres que traeré sobre ella”».
Aquí terminan los mensajes de Jeremías.





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen