Inmersion Profetas NTV - Page 361



348
INMERSIÓN

P R O F E TA S
19:8–20:1
Las granjas quedaron devastadas,
y las cosechas, destruidas.
La tierra y sus habitantes temblaban de miedo
cuando lo oían rugir.
Luego lo atacaron los ejércitos de las naciones;
lo rodearon por todas partes.
Arrojaron una red sobre él
y lo atraparon en una fosa.
Lo arrastraron con ganchos, lo encerraron en una jaula
y lo llevaron ante el rey de Babilonia.
Lo mantuvieron cautivo,
para que nunca más se oyera su voz
en los montes de Israel.
»”Tu madre era como una vid
plantada junto a la orilla del agua.
Su follaje era verde y frondoso
por la abundancia de agua.
Sus ramas se fortalecieron
lo suficiente para ser el cetro de un rey.
Llegó a crecer muy alta,
muy por encima de las demás vides.
Se destacó por su altura
y sus abundantes ramas frondosas.
Pero la vid fue arrancada de raíz con furia
y arrojada al suelo.
El viento del desierto le secó los frutos
y le desgajó las ramas fuertes;
así que se marchitó
y fue consumida por el fuego.
Ahora la vid está trasplantada en el desierto,
donde el suelo es duro y reseco.
De sus ramas surgió fuego
que devoró sus frutos.
Las ramas que le quedan no son
tan fuertes para ser el cetro de un rey”.
»Este es un canto fúnebre y se entonará en un funeral».
El 14 de agosto, durante el séptimo año de cautividad del rey Joaquín,
algunos de los líderes de Israel vinieron a pedir un mensaje del Señor.





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen