Inmersion Profetas NTV - Page 376



26:20–27:13
E ze q uiel
363
enemigo. Los grandes mares te tragarán. Te enviaré a la fosa para que te
reúnas con los que descendieron allí hace mucho tiempo. Tu ciudad quedará en ruinas, sepultada bajo tierra, como los que están en la fosa, quienes
entraron al mundo de los muertos. Aquí, en el mundo de los vivos, no
tendrás ningún lugar de honor. Te daré un fin terrible y dejarás de existir.
Te buscarán, pero nunca más te encontrarán. ¡Yo, el Señor Soberano, he
hablado!».
Luego recibí este mensaje del Señor: «Hijo de hombre, entona un canto
fúnebre por Tiro, esa poderosa ciudad y portal al mar, el centro comercial
del mundo. Dale a Tiro este mensaje de parte del Señor Soberano:
»“Oh Tiro, te jactaste diciendo:
‘¡Mi belleza es perfecta!’.
Extendiste tus fronteras hacia el mar.
Tus constructores hicieron perfecta tu belleza.
Eras como un gran barco
construido con los mejores cipreses de Senir.
Con un cedro del Líbano
te fabricaron un mástil.
Te labraron los remos
con robles de Basán.
Tu cubierta hecha de pino de las costas de Chipre
se incrustó con marfil.
Confeccionaron tus velas con el mejor lino de Egipto,
y ondeaban sobre ti como una bandera.
Estabas bajo toldos azules y púrpura,
abrillantados con tinturas de las costas de Elisa.
Tus remeros venían de Sidón y de Arvad;
tus timoneles eran hombres hábiles de Tiro.
Sabios ancianos artesanos de Gebal calafateaban la nave.
De todos los países llegaban naves con mercancías para comerciar
contigo.
»”Hombres de las lejanas tierras de Persia, Lidia y Libia servían en tu
gran ejército. Ellos colgaban sus escudos y yelmos en tus muros y así te
daban gran honor. Hombres de Arvad y de Helec montaban guardia en tus
murallas. Tus torres estaban al mando de hombres de Gamad. Sus escudos
colgados en tus murallas completaban tu belleza.
»”De Tarsis enviaban mercaderes para comprar tus productos a cambio
de plata, hierro, estaño y plomo. Mercaderes de Grecia, Tubal y Mesec
llegaban con esclavos y objetos de bronce para comerciar contigo.





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen