Inmersion Profetas NTV - Page 392



34:20–35:6
E ze q uiel
379
mi rebaño tiene que comer lo que ustedes han pisoteado y beber el agua
que han ensuciado?
»”Por lo tanto, esto dice el Señor Soberano: sin duda alguna, juzgaré
entre las ovejas gordas y las ovejas escuálidas. Pues ustedes, las ovejas
gordas, han empujado, embestido y desplazado a mi rebaño enfermo y
hambriento hasta esparcirlo por tierras lejanas. Así que yo rescataré a mi
rebaño y ya no será maltratado. Juzgaré entre un animal del rebaño y otro.
Sobre ellos pondré un solo pastor, a mi siervo David. Él las alimentará y
será su pastor. Yo, el Señor, seré su Dios y mi siervo David será un príncipe en medio de mi pueblo. ¡Yo, el Señor, he hablado!
»”Haré un pacto de paz con mi pueblo y alejaré de la tierra a los animales peligrosos. Entonces los israelitas podrán acampar seguros en los lugares más silvestres y dormir sin temor en el bosque. Bendeciré a mi pueblo
y a sus hogares alrededor de mi colina sagrada. En la temporada oportuna
les enviaré las lluvias que necesiten; habrá lluvias de bendición. Los huertos y los campos de mi pueblo darán cosechas abundantes y todos vivirán
seguros. Una vez que yo rompa las cadenas de su esclavitud y los rescate de
quienes los esclavizaron, entonces ellos sabrán que yo soy el Señor. Ya no
serán presa de otras naciones, ni animales salvajes los devorarán. Vivirán
seguros y nadie los atemorizará.
»”Haré que su tierra sea famosa por sus cosechas, para que mi pueblo
nunca más pase hambre ni sufra los insultos de naciones extranjeras. De
ese modo, sabrán que yo, el Señor su Dios, estoy con ellos y sabrán que
ellos —‍los israelitas‍— son mi pueblo, dice el Señor Soberano. Ustedes
son mi rebaño, las ovejas de mi prado. Ustedes son mi pueblo y yo soy su
Dios. ¡Yo, el Señor Soberano, he hablado!”».
Nuevamente recibí un mensaje del Señor: «Hijo de hombre, ponte de
cara al monte Seir y profetiza contra sus habitantes. Dales este mensaje de
parte del Señor Soberano:
»“Oh monte Seir, yo soy tu enemigo
y levantaré mi puño contra ti
para destruirte por completo.
Demoleré tus ciudades
y te dejaré desolado.
Entonces sabrás que yo soy el Señor.
»”Tu eterno odio por los israelitas te llevó a masacrarlos cuando estaban indefensos, cuando ya los había castigado por todos sus pecados. Tan
cierto como que yo vivo, dice el Señor Soberano, ya que no muestras





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen