Inmersion Profetas NTV - Page 402



40:30-46
E ze q uiel
389
centímetros de largo y trece metros con treinta centímetros de ancho. (Las
antesalas de las entradas que conducían al atrio interior medían cuatro
metros con veinte centímetros de ancho y trece metros con treinta centímetros de largo). La antesala de la puerta sur daba al atrio exterior. Tenía
decoraciones de palmeras en sus columnas y había ocho escalones que
conducían a la entrada.
Luego el hombre me llevó a la puerta oriental que conducía al atrio
interior. La midió y tenía las mismas medidas que las demás puertas. Los
cuartos de vigilancia, las paredes divisorias y la antesala eran del mismo
tamaño que en las otras. También había ventanas en las paredes y en la
antesala. El pasillo de la entrada medía veintiséis metros con cincuenta
centímetros de largo y trece metros con treinta centímetros de ancho. La
antesala daba al atrio exterior. Tenía decoraciones de palmeras en sus columnas y había ocho escalones que conducían a la entrada.
Luego me llevó a la puerta norte que conducía al atrio interior. La midió
y tenía las mismas medidas que las demás puertas. Los cuartos de vigilancia, las paredes divisorias y la antesala de esta entrada medían lo mismo
que en las otras y tenían la misma disposición de ventanas. El pasillo de
la entrada medía veintiséis metros con cincuenta centímetros de largo y
trece metros con treinta centímetros de ancho. La antesala daba al atrio
exterior y tenía decoraciones de palmeras en las columnas; también había
ocho escalones que conducían a la entrada.
En la antesala de una de las entradas interiores, había una puerta que
conducía a una habitación lateral donde se lavaba la carne para los sacrificios. A cada lado de esta antesala había dos mesas, en las cuales se mataban
los animales sacrificiales para las ofrendas quemadas, las ofrendas por el
pecado y las ofrendas por la culpa. Afuera de la antesala, a cada lado de la
escalera que subía hacia la puerta norte, había dos mesas más. De modo
que había en total ocho mesas —‍cuatro adentro y cuatro afuera‍— donde
se cortaban y preparaban los sacrificios. También había cuatro mesas de
piedra labrada, que se usaban para preparar las ofrendas quemadas; cada
una formaba un cuadrado de ochenta centímetros de lado y cincuenta y
tres centímetros de alto. Sobre esas mesas se colocaban los cuchillos y
demás utensilios para matar a los animales del sacrificio. Había ganchos
de ocho centímetros de largo, sujetados alrededor de las paredes del vestíbulo, y la carne para los sacrificios se colocaba sobre las mesas.
Dentro del atrio interior había dos habitaciones, una ubicada junto a la
entrada norte, que daba al sur, y la otra ubicada junto a la entrada sur, que
daba al norte. Entonces el hombre me dijo: «La habitación que está junto
a la entrada interior del lado norte es para los sacerdotes que supervisan
el mantenimiento del templo. La habitación junto a la entrada interior del
lado sur es para los sacerdotes encargados del altar —‍los descendientes de





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen