Inmersion Profetas NTV - Page 404



41:11–42:3
E ze q uiel
391
rodeaba todo el templo. De las habitaciones laterales salían dos puertas al
atrio del terraplén, que tenía dos metros con setenta centímetros de ancho.
Una puerta daba al norte y la otra daba al sur.
Por el occidente había un gran edificio, cuyo frente daba al atrio del
templo. De ancho medía treinta y siete metros con diez centímetros, de
largo cuarenta y siete metros con setenta centímetros; sus muros tenían
dos metros con setenta centímetros de espesor. Luego el hombre midió la
longitud del templo y era de cincuenta y tres metros. El atrio que rodeaba
el edificio con los muros incluidos, tenía de largo cincuenta y tres metros
más. El atrio interior al oriente del templo también tenía cincuenta y tres
metros de ancho. El edificio al occidente, con sus dos muros incluidos,
también tenía cincuenta y tres metros de ancho.
El santuario, la sala interior y la antesala del templo tenían un revestimiento de madera, al igual que los marcos de las ventanas empotradas. Los
muros interiores del templo estaban revestidos con madera por encima
y por debajo de las ventanas. También estaban revestidos de madera el
espacio sobre la puerta que daba a la habitación interior y sus paredes, por
dentro y por fuera. Todas las paredes estaban decoradas con querubines
tallados, cada uno con dos caras, y había una palmera tallada entre cada
querubín. Una cara —‍que era de hombre‍— miraba hacia la palmera de un
lado; la otra cara —‍de un león joven‍— miraba hacia la palmera del otro
lado. Las figuras estaban talladas por todo el interior del templo, desde el
piso hasta la parte superior de las paredes, incluido el muro exterior del
santuario.
En la entrada al santuario había columnas cuadradas y eran similares a
las que había en la entrada del Lugar Santísimo. Había también un altar de
madera, que medía un metro con sesenta centímetros de alto y un metro
con diez centímetros de ancho. Las esquinas, la base y los costados del altar
estaban hechos de madera. El hombre me dijo: «Esta es la mesa que está
delante de la presencia del Señor».
Tanto el santuario como el Lugar Santísimo tenían doble entrada y cada
entrada consistía de dos puertas giratorias. Las puertas que conducían al
santuario estaban decoradas con querubines tallados y palmeras talladas,
como las de los muros. Había un techo de madera frente a la antesala del
templo. A ambos lados de la antesala había ventanas empotradas, decoradas con palmeras talladas. Las habitaciones laterales a lo largo del muro
exterior también tenían techos.
Luego el hombre me llevó afuera del atrio del templo por la puerta
norte. Entramos al atrio exterior y llegamos a un conjunto de habitaciones
edificadas contra el muro norte del atrio interior. Esta estructura tenía cincuenta y tres metros de largo y veintiséis metros con cincuenta centímetros
de ancho; la entrada abría hacia el norte. Un grupo de habitaciones daba al





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen