Inmersion Profetas NTV - Page 408



44:6-22
E ze q uiel
395
las ordenanzas acerca del templo del Señor. Presta mucha atención a los
procedimientos para usar las entradas y las salidas del templo. Da a esos
rebeldes, los israelitas, este mensaje de parte del Señor Soberano: “¡Oh
pueblo de Israel, basta ya con tus pecados detestables! Has traído a extranjeros incircuncisos a mi santuario, gente que no tiene corazón para
Dios. De ese modo, profanaste mi templo incluso mientras me ofrecías mi
alimento: la grasa y la sangre de los sacrificios. Además de todos tus otros
pecados detestables, rompiste mi pacto. En lugar de proteger mis ritos sagrados, contrataste a extranjeros para que se encargaran de mi santuario.
»”Por lo tanto, esto dice el Señor Soberano: ningún extranjero, ni siquiera de los que viven entre los israelitas, entrará en mi santuario si no se
ha circuncidado y entregado al Señor. Además, los hombres de la tribu
de Leví que me abandonaron cuando Israel se alejó de mí para rendir culto
a ídolos tendrán que sufrir las consecuencias de su infidelidad. Aun así
podrán servir como guardias del templo y porteros, podrán matar los animales para las ofrendas quemadas y estar presentes para ayudar al pueblo.
Sin embargo, incitaron a mi pueblo a rendir culto a ídolos e hicieron que
los israelitas cayeran en un pecado muy grave. Por eso hice un juramento
solemne de que tendrán que sufrir las consecuencias por sus pecados, dice
el Señor Soberano. No se les permite acercarse a mí para ministrar como
sacerdotes. Tampoco se les permite tocar ninguno de mis objetos santos
ni las ofrendas santas, pues deberán cargar con la vergüenza de todos los
pecados detestables que cometieron. Servirán como cuidadores del templo a cargo del trabajo de mantenimiento y las tareas generales.
»”Sin embargo, los sacerdotes levitas de la familia de Sadoc continuaron
sirviendo fielmente en el templo cuando los israelitas me abandonaron
para rendir culto a ídolos. Estos hombres servirán como ministros míos.
Estarán en mi presencia y ofrecerán la grasa y la sangre de los sacrificios,
dice el Señor Soberano. Solo ellos entrarán en mi santuario y se acercarán
a mi mesa para servirme. Ellos cumplirán todos mis requisitos.
»”Cuando entren por la puerta al atrio interior, deben vestir solamente
ropa de lino. No se vestirán con lana cuando estén de turno en el atrio
interior o en el templo mismo. Llevarán puestos turbantes de lino y ropa
interior de lino. No deberán vestir nada que los haga transpirar. Cuando
regresen al atrio exterior donde está el pueblo, tendrán que quitarse la ropa
que usaron mientras me sirvieron. Dejarán esa ropa en las habitaciones
sagradas y se cambiarán, a fin de no poner a nadie en peligro al transmitirle
santidad con esa ropa.
»”No se raparán la cabeza ni se dejarán crecer demasiado el cabello, sino
que deberán recortárselo con frecuencia. Los sacerdotes no beberán vino
antes de entrar al atrio interior. Podrán casarse únicamente con una virgen de Israel o con la viuda de un sacerdote. No podrán casarse con otras





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen