Inmersion Profetas NTV - Page 426



ZACARÍAS
En noviembre del segundo año del reinado de Darío, el Señor le dio este
mensaje al profeta Zacarías, hijo de Berequías, nieto de Iddo:
«Yo, el Señor, estuve muy enojado con los antepasados de ustedes.
Por lo tanto, dile al pueblo: “El Señor de los Ejércitos Celestiales dice:
‘Regresen a mí y yo me volveré a ustedes, dice el Señor de los Ejércitos
Celestiales’. No sean como sus antepasados que no querían escuchar ni
prestar atención cuando los antiguos profetas les dijeron: ‘El Señor de los
Ejércitos Celestiales dice: “Apártense de sus malos caminos y abandonen
todas sus prácticas malvadas”’.
»”¿Dónde están ahora sus antepasados? Ellos y los profetas murieron
hace mucho tiempo. Pero todo lo que dije por medio de mis siervos, los
profetas, les ocurrió a sus antepasados, tal como lo dije. En consecuencia,
ellos se arrepintieron y dijeron: ‘Hemos recibido lo que merecíamos del
Señor de los Ejércitos Celestiales. Él ha hecho lo que dijo que haría’”».
Tres meses después, el 15 de febrero, el Señor envió otro mensaje al profeta Zacarías, hijo de Berequías, nieto de Iddo.
En una visión durante la noche, vi a un hombre montado en un caballo
rojo que estaba entre unos arrayanes en un pequeño valle. Detrás de él
había jinetes en caballos rojos, marrones y blancos. Le pregunté al ángel
que hablaba conmigo:
—‍Mi señor, ¿qué significan estos caballos?
—‍Te mostraré —‍me contestó el ángel.
Entonces el jinete que estaba entre los arrayanes me explicó: «Son los
que el Señor ha enviado a recorrer la tierra».
Entonces los otros jinetes le informaron al ángel del Señor, que se encontraba entre los arrayanes: «Hemos estado recorriendo la tierra y el
mundo entero está en paz».
Al escucharlo, el ángel del Señor elevó la siguiente oración: «Oh Señor
de los Ejércitos Celestiales, durante los últimos setenta años has estado
413





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen