Inmersion Profetas NTV - Page 433



420
INMERSIÓN

P R O F E TA S
8:14–9:5
»Pues el Señor de los Ejércitos Celestiales dice: estaba decidido a castigarlos cuando sus antepasados me hicieron enojar y no cambié de parecer,
dice el Señor de los Ejércitos Celestiales. Sin embargo, ahora estoy decidido a bendecir a Jerusalén y al pueblo de Judá, así que no tengan miedo.
Pero ustedes deben hacer lo siguiente: digan la verdad unos a otros. En sus
tribunales, pronuncien veredictos que sean justos y que conduzcan a la
paz. No tramen el mal unos contra otros. Dejen de amar el decir mentiras
y jurar que son verdad. Yo odio todas esas cosas, dice el Señor».
Este es otro mensaje que me dio el Señor de los Ejércitos Celestiales:
«El Señor de los Ejércitos Celestiales dice: los ayunos tradicionales y
los tiempos de luto que han mantenido al principio del verano, en pleno
verano, en el otoño y en el invierno ahora han terminado. Se convertirán
en festivales de alegría y celebración para el pueblo de Judá. Así que amen
la verdad y la paz.
»El Señor de los Ejércitos Celestiales dice: gente de naciones y ciudades en todo el mundo viajará a Jerusalén. La gente de una ciudad dirá a la
gente de otra: “Vengan con nosotros a Jerusalén para pedir que el Señor
nos bendiga. Adoremos al Señor de los Ejércitos Celestiales. Yo estoy decidido a ir”. Muchos pueblos y naciones poderosas irán a Jerusalén a buscar
al Señor de los Ejércitos Celestiales y a pedir su bendición.
»El Señor de los Ejércitos Celestiales dice: en aquellos días, diez hombres de naciones e idiomas diferentes agarrarán por la manga a un judío
y le dirán: “Por favor, permítenos acompañarte, porque hemos oído que
Dios está contigo”».
Este es el mensaje del Señor contra la tierra de Aram y contra la ciudad
de Damasco, pues los ojos de la humanidad, incluidas todas las tribus de
Israel, están puestos en el Señor.
La destrucción de Hamat está asegurada,
ciudad ubicada cerca de Damasco,
también para las ciudades de Tiro y de Sidón,
aunque sean tan astutas.
¡Tiro ha construido una poderosa fortaleza
y ha logrado que la plata y el oro
sean tan abundantes como el polvo en las calles!
Pero ahora el Señor despojará a Tiro de sus posesiones
y lanzará sus fortificaciones al mar,
y será reducida a cenizas.
La ciudad de Ascalón verá la caída de Tiro





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen