Inmersion Profetas NTV - Page 451



438
INMERSIÓN

P R O F E TA S
Joel identifica el juicio como «el día del Señor» que viene en la forma
de un devastador ataque de langostas: «Delante de ellos, la tierra se
extiende tan hermosa como el jardín del Edén. Detrás solo queda desolación; nada escapa». Dios llama a la gente a responder a esa plaga
con arrepentimiento. Luego, en un asombroso oráculo que revela el
anhelo de Dios de bendecir la tierra y hacer que vuelva a florecer, Joel
presenta una extensa visión de renovación y vida:
¡Realmente el Señor ha hecho grandes cosas!
No temas, oh tierra.
Alégrate ahora y regocíjate
porque el Señor ha hecho grandes cosas.
No teman, animales del campo,
porque pronto los pastos del desierto recobrarán su verdor.
Los árboles volverán a colmarse de fruto;
las higueras y las vides se llenarán una vez más.
Como muchos de los otros profetas, Joel espera una era cuando
Dios hará cosas totalmente nuevas en su relación con la humanidad.
Así como Jeremías presagió un «nuevo pacto» y Ezequiel, un pueblo
con «un corazón nuevo y [...] un espíritu nuevo», Dios dice por medio
de Joel: «Derramaré mi Espíritu sobre toda la gente» y «todo el que
invoque el nombre del Señor será salvo». Los profetas sirvieron al pueblo de Israel como mensajeros del pacto de Dios en su propio tiempo,
pero Joel revela que el propósito de Dios siempre ha sido extender su
pacto de amor a todas las naciones.





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen