Inmersion Profetas NTV - Page 463



450
INMERSIÓN

P R O F E TA S
1:15–2:10
dejes morir por el pecado de este hombre y no nos hagas responsables de
su muerte. Oh Señor, has enviado esta tormenta sobre él y solo tú sabes
por qué».
Entonces los marineros tomaron a Jonás y lo lanzaron al mar embravecido, ¡y al instante se detuvo la tempestad! Los marineros quedaron
asombrados por el gran poder del Señor, le ofrecieron un sacrificio y
prometieron servirle.
Entre tanto, el Señor había provisto que un gran pez se tragara a Jonás;
y Jonás estuvo dentro del pez durante tres días y tres noches.
Entonces Jonás oró al Señor su Dios desde el interior del pez y dijo:
«En mi gran aflicción clamé al Señor
y él me respondió.
Desde la tierra de los muertos te llamé,
¡y tú, Señor, me escuchaste!
Me arrojaste a las profundidades del mar
y me hundí en el corazón del océano.
Las poderosas aguas me envolvieron;
tus salvajes y tempestuosas olas me cubrieron.
Entonces dije: “Oh Señor, me has expulsado de tu presencia;
aun así volveré a mirar hacia tu santo templo”.
»Me hundí bajo las olas
y las aguas se cerraron sobre mí;
las algas se enredaban en mi cabeza.
Me hundí hasta las raíces de las montañas.
Me quedé preso en la tierra,
cuyas puertas se cierran para siempre.
Pero tú, oh Señor mi Dios,
¡me arrebataste de las garras de la muerte!
Cuando la vida se me escapaba,
recordé al Señor.
Elevé mi oración sincera hacia ti
en tu santo templo.
Los que rinden culto a dioses falsos
le dan la espalda a todas las misericordias de Dios.
Pero yo te ofreceré sacrificios con cantos de alabanza,
y cumpliré todas mis promesas.
Pues mi salvación viene solo del Señor».
Entonces el Señor ordenó al pez escupir a Jonás sobre la playa.





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen