Inmersion Profetas NTV - Page 479



466
INMERSIÓN

P R O F E TA S
sitúa al lector en un lugar y un tiempo y luego introduce un conflicto.
Este conflicto se intensifica hasta alcanzar un clímax, seguido de una
resolución.
La narrativa es el género más común utilizado en la Biblia, lo que
indica que Dios se da a conocer principalmente a través de palabras
y acciones en hechos históricos específicos. La Biblia no habla de Dios
simplemente en abstracto; sus relatos históricos se modelan intencionalmente para destacar puntos clave acerca de Dios y cómo se relaciona
con la gente y el mundo.
La Biblia muestra dos tipos especiales de relatos-dentro-de-relatos.
En algunos momentos, una persona relata una historia para ilustrar un
punto con respecto a la narración más amplia en la que está la persona.
Estos relatos más cortos se conocen como parábolas y fueron la herramienta de enseñanza preferida de Jesús. Generalmente describen situaciones de la vida real, pero en ocasiones pueden ser fantásticas, como
la parábola de Jotam, en el libro de los Jueces, que se vale de árboles
parlantes como personajes. En una narración, la gente también puede
relatar sueños y visiones que han experimentado. En ese caso, no están
construyendo una historia sino informando algo que vieron. Este subconjunto de narraciones se expresa por medio de figuras y utiliza símbolos
para representar cosas y personas reales.
• Apocalipsis. El apocalipsis, que significa «revelación», es un género antiguo estructurado como una narración, pero compuesto completamente
de visiones que emplean símbolos vívidos que un mensajero celestial
le revela a cierta persona. Esas visiones revelan los secretos del mundo
espiritual, y con frecuencia, del futuro. El libro del Apocalipsis consta de
ese único género, mientras que el libro de Daniel está dividido entre
relatos y apocalipsis. Elementos de apocalipsis también aparecen en
Isaías, Ezequiel y Zacarías.
• Cartas. Aproximadamente un tercio de los libros de la Biblia son cartas
escritas originalmente por una persona y destinadas a otra persona o a
un grupo. Las cartas en la Biblia siguen la forma de las cartas antiguas
y constan de tres partes: la apertura, el cuerpo principal, y el cierre. En
la apertura, los autores generalmente dan su nombre, indican a quién
o quienes están dirigiendo la carta y expresan unas palabras de agradecimiento u oración. El cuerpo principal trata el asunto de la carta. En
el cierre, el autor extiende los saludos, comparte pedidos de oración, y
ofrece una oración pidiendo la bendición de Dios para los destinatarios.
En la Biblia, las cartas son normalmente una herramienta que los líderes
usan para ofrecer su enseñanza acreditada a las comunidades cuando
ellos mismos no pueden estar presentes físicamente.





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen