Reinos FeatureSampler - Page 14



2
INMERSIÓN

REINOS
Luego, Israel invade la región central de Canaán y de allí se extiende
a las regiones del norte y del sur. La clave para esta sección es tener
en cuenta de que Dios mismo está peleando por Israel, cumpliendo así
sus promesas con los antepasados de Israel. La guerra que dirige Josué
es brutal, pero en el contexto de la historia, esas naciones son barridas
de Canaán porque se han vuelto absolutamente corruptas, de la misma
manera que más adelante el propio Israel será echado brutalmente de
allí por sus propias prácticas abominables. Estos sucesos deben interpretarse en el contexto de la gran historia de redención de Dios que
se está desarrollando, especialmente a la luz de la revelación suprema
de Dios más adelante en el Mesías de Israel.
Una vez conquistada la tierra, la segunda sección explica cómo Josué
la divide entre las tribus. A lo mejor nos preguntamos por qué hay
una descripción tan detallada de la distribución de la tierra, pero esto
apunta a los fundamentos del pacto. La intención de Dios siempre ha
sido que su pueblo prospere en el espacio físico que le tiene preparado. La conquista de la Tierra Prometida por Israel refleja el objetivo general de Dios de recuperar toda la creación como nuestro buen
hogar y su glorioso templo.
La última sección del libro se enfoca en cómo Josué conduce al
pueblo en una ceremonia de renovación del pacto. Los líderes de las
diversas tribus y clanes se reúnen en Siquem y son desafiados a servir
solo a Dios, a obedecer la ley de Moisés y a reclamar plenamente su
herencia del Señor.
«Elige hoy mismo a quién servirás», los desafía Josué. «Pero en
cuanto a mí y a mi familia, nosotros serviremos al Señor». El pueblo,
consciente de su historia y reconociendo que deben seguir cumpliéndola, responde: «Nosotros jamás abandonaríamos al Señor ni serviríamos a otros dioses. [...] Nosotros también serviremos al Señor, porque
solo él es nuestro Dios».
Al final de la vida de Josué, el pueblo ha recibido el regalo de la tierra
como se le había prometido y está preparado para cumplir el llamado
como agente de la misión de Dios a todas las naciones. El Señor ha
cumplido sus promesas a Abraham y a Moisés. Ahora la familia de
Abraham se debe proponer ser el pueblo del pacto de Dios para el
bien de todo el mundo.





Powered by


Full screen Click to read
Paperturn flipbook viewer
Search
Overview
Download as PDF
Print
Shopping cart
Full screen
Exit full screen